Crónica de la Semana Santa 2008 de Espejo
Esta cronica me la envia Francisco Rafael Yépez Pino Web Master de, http://es.geocities.com/espejocofrade/index1.htm , donde podreis encontrar todo lo relacionado con la Samana Santa de nuestro pueblo. Tambien me ha mandado para documentar esta cronica una muy buena recopilacion de fotos que podeis ver pinchando AQUÍ... (FOTOS)
 

 

La Semana Santa 2008 comenzo con

Multitud de grandes estrenos y novedades, destacando paso y costaleros para la Borriquita, primera salida (frustrada) del paso de palio de la Paz y Esperanza, por costaleras, y primera salida del Señor Resucitado. Fco. R. Yépez Pino.

 

Viernes de Dolores

En la Parroquia de San Bartolomé, abarrotada con 14 pasos procesionales, los sempiternos sones del gran “Miserere a Ntro. Padre Jesús Nazareno” (1912) de Luis R. de Arteaga abrieron el Viernes de Dolores el acto del Pregón de la Semana Santa de Espejo, pronunciado por D. José María Gracia Porras, hermano mayor de la Hermandad del Amor. Anteriormente, se hizo Mención Honorífica a D. José María Bravo, tenor de la Capilla de Jesús y de la Coral José María Aguilar, y nombramiento de Cofrade de Honor a D. Miguel Ventura Gracia, Cronista Oficial de la Villa y primer presidente de la Agrupación de Cofradías. El canto del tradicional Stabat Mater sirvió de preludio al Pregón, en el que José María Gracia desgranó muy sentidamente sus vivencias, anécdotas y anhelos cofrades, que arrancaron el aplauso del público en numerosas ocasiones. La Salve Dolorosa cerró el acto que da el pistoletazo de salida a la Semana Mayor espejeña. Presidía el acto, ante el impresionante retablo gótico-renacentista de San Andrés, la nueva y bellísima imagen del Señor Resucitado, bendecida semanas atrás.

 

Domingo de Ramos (FOTOS)

Uno de los grandes estrenos de este año fue el nuevo gran paso, en fase de ebanistería, del Señor en la Entrada Triunfal en Jerusalén, la popular Borriquita, que además estrenaba nueva forma de cargar en Espejo, el estilo sevillano a costal. Décadas atrás, había salido a costaleros en Espejo el paso de la Custodia del Corpus, pero cargado al estilo granadino, por tanto la Borriquita ha sido el primer paso espejeño en salir por las empinadas calles del pueblo portado a costal. La gran cuadrilla de jóvenes imprimieron al paso un bello y correctísimo andar decidido, solemne y valiente, con finos cambios bien realizados al compás que iban marcando las marchas, clásicas y muchas del excepcional Nicolás Barbero y del magnífico repertorio de La Pasión de Linares, que interpretaba la Agrupación Musical N.P.J. Cautivo de Alcaudete. El gran paso fue acompañado en todo momento por numeroso público expectante ante el buen hacer de la cuadrilla. Destacó su paso a la salida, paseo de Andalucía, estrecheces de San Bartolomé y la recogida. Los jóvenes hermanos de la Borriquita, que este año han realizado un meritorio esfuerzo para conseguir todo esto, tienen como proyectos de futuro realizar una buena imagen de Jesús entrando en Jerusalén y tallar el paso estrenado este año, además de formalizar y autogestionar la hermandad, pues actualmente es dependiente de la Agrupación de Cofradías.

 

Miércoles Santo (FOTOS)

Uno de los estrenos más esperados para este año era la primera salida procesional del palio de la “Cofradía de Ntra. Sra. de la Fuensanta y Hermandad Penitencial de Ntro. Padre Jesús Cautivo y Ntra. Sra. de Paz y Esperanza”. Al igual que la Borriquita, la hermandad decidió el año pasado procesionar el palio a costal, pero esta vez portado por jóvenes costaleras, que han estado ensayando desde octubre para llevar a su Virgen Niña como Ella se merece. El hermoso paso de palio se presentó y bendijo una semana antes de Semana Santa, estando ya para este año muy adelantado, con toda la orfebrería a falta de respiraderos y candelabros de cola, que se estrenarán en años venideros. Destacan los magníficos varales del taller de orfebrería Azahara. El palio, de clásicas, altas y elegantes bambalinas de forma, con interesante crestería, así como el manto y faldones, de terciopelo y brocado verde hacían destacar la simbología de la Esperanza frente a la blancura de la Paz representada en la blancura de la saya y exorno floral. El Señor Cautivo se presentaba elegante en su trono dorado, obra antigua de Castillo Lastrucci, exornado con un fino calvario de clavel rojo y rosas del mismo color en las esquinas. Desgraciadamente, la tarde se presentó metida en agua desde el medio día y no hubo margen de decisión, la procesión no podría salir este año, décimo aniversario de la primera salida del Señor y primero de la Virgen. La desolación y la impotencia se apoderaron de los hermanos de la cofradía que vieron frustrado todo el gran trabajo que habían realizado para que por fin pudiera salir por las calles de Espejo la Virgen de Paz. Entre lágrimas y emociones desbordadas, con la iglesia llena de gente que fue a acompañar a la cofradía, los pasos tuvieron su momento de lucimiento en las grandes naves de la parroquia mientras se retranquearon a sus lugares definitivos. Todas las demás cofradías dedicaron sus respectivas salidas a la hermandad del Cautivo por no haber podido salir, también sonó mucho en su honor este año la marcha Paloma de Capuchinos de Melguizo, dedicada a la Paz y Esperanza de Córdoba y que tampoco pudo salir de Capuchinos.

 

Jueves Santo (FOTOS)

Tras una maratoniana mañana de arreglo y puesta a punto de todos los pasos, la primera cita obligada del día está, como debe ser, en los Oficios en la Cena del Señor, en los que este año se echaron de menos los solemnes cantos de la coral, que no pudo actuar por falta de músicos para acompañarles en los motetes, aunque al final, con mucho esfuerzo, se pudo conseguir músicos para que en las procesiones no faltaran los tradicionales Miserere y Stabat Mater ante las imágenes. Tras la celebración de los oficios, la Sagrada Comunión fue trasladada bajo palio portado por hermanos de la cofradía del Santísimo Sacramento hasta el Monumento instalado en la gran Capilla del Sagrario, donde numerosos fieles adoraron al Santísimo durante toda la noche.

Al terminar los oficios, un reguero de negros hermanos nazarenos y hermanas de luctuosa mantilla fueron llegando hasta la parroquia para preparar la salida procesional de la “Cofradía del Santísimo Cristo del Amor y Nuestra Señora de la Amargura”. Esta cofradía, hasta hace poco más de una década que nació la del Cautivo, era la más joven entre cofradías que se acercan ya a los 400 y 500 años de historia, pero hoy en día, caminando hacia su cincuentenario, es ya una gran cofradía consolidada, con las ideas muy claras, ricos pasos y enseres, uno de los grandes motores de avance de nuestra Semana Santa, con proyectos en marcha de gran calidad y para siempre, como el bordado en oro fino del palio, que este año estrenó bordadas las bambalinas interiores frontal y trasera por Antonio Villar. La cofradía conocida en sus inicios como “El Silencio”, formó a sus hermanos en el interior y con puntualidad meridiana abrió las puertas del templo para dejar salir su río de negros nazarenos encabezados por su bella cruz de guía tallada y dorada. Poco después, salió el hermoso trono tallado en caoba, con el Cristo del Amor tendido para poder pasar la ajustada puerta de salida que sus costaleros salvaron con precisión. Tanto a la salida del Cristo como de la Santísima Virgen la Capilla de Jesús interpretó el “Miserere al Cristo del Amor” y el “Stabat Mater a la Virgen de la Amargura”, obras recientes de Juan José Lorenzo, antiguo director de la capilla. Mucho más difícil fue la salida del palio, medido al milímetro con la puerta, lo que siempre crea una emoción especial en el público. El caminar serio y solemne del Cristo se lució especialmente en las grandes cuestas del pueblo y también en el paseo de “Las Calleras”, donde el paso se acercó hasta la casa de Dª Antonia León, familia donante de la imagen del Cristo. El elegante palio de la Amargura también protagonizó momentos hermosos tanto en las calles amplias como en las conocidas estrecheces cercanas al Castillo Ducal de Espejo. En la recogida, como antaño fue tradicional y ahora se está recuperando, el Cristo esperó a su Madre para realizar un hermoso encuentro en la explanada de la Iglesia antes de la entrada en el templo.

 

Viernes Santo Mañana (FOTOS)

Puntualmente, varios cientos de nazarenos, unos 500, salen de todas y cada una de las casas de Espejo para acompañar a la más grande devoción del pueblo, la divina imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno, Titular de la “Centenaria Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno, Santa Mujer Verónica, San Juan Evangelista y Ntra. Sra. de los Dolores”.

Como es tradicional, poco antes de las 8 se dicta la “Sentencia de Pilatos” desde el interior del templo, tras la cual, el paso se sitúa bajo el dintel de la puerta interior de la Parroquia para que en el preciso instante en que los primeros rallos de sol besen las potencias argénteas del Señor se entone, siempre de manera especialmente emotiva, el primer Miserere de la mañana para, seguidamente, dar comienzo a la salida del grandísimo trono en caoba que porta al Divino Nazareno con su cruz dieciochesca de plata labrada, ayudado por el buen Simón el Cirineo. Ríos de lágrimas se desbordan por las caras de los cientos de espejeños que presencian el momento. Seguidamente, tras pasar las largas filas de penitentes que van tras el Señor, salen los pasos de la Santa Mujer Verónica y San Juan Evangelista, Titulares de la juventud de la cofradía nazarena. Se canta el Stabat Mater y el enorme paso de palio de Ntra. Sra. de los Dolores, siempre en dificultosa maniobra, sale a la plaza entre el asombro y la emoción de todos. Un bonito detalle de esta hermandad fue tocar nada más empezar su pasear, la gran marcha Lágrimas y Desamparo de Francisco Melguizo, dedicada a la hermandad cordobesa de la Misericordia, que este año no pudo salir por lluvia y cuyo hermano mayor, Manolo Ramírez, muy emocionado en ese momento, es portador del palio de los Dolores. También tuvo un bonito gesto Manolo Ramírez con la hermandad, pues cantó ante la Iglesia del antiguo convento de Santa Teresa la tradicional “Confortación del Ángel” que hacía muchos años que no se cantaba y que su padre ejecutó maravillosamente durante décadas. Ojalá nunca más se vuelva a perder. Siempre es hermoso el discurrir de esta procesión a las primeras luces del día por las callejas del pueblo, entre miradas de emoción y devoción sentida, que lanzan sus plegarias al Nazareno que todo lo puede. Especialmente brillante es el discurrir de la cofradía por Las Calleras con sus naranjos rebosantes de oloroso azahar, abarrotadas de gente en un ambiente popular y festivo, y posteriormente en las grandes cuestas y estrecheces hasta la llegada a la Parroquia. Siempre son emocionantes los momentos en los que se realizan “Las Caídas” en tierra del Nazareno y se cantan las estrofas del XVIII que las narran, y algunos seguimos echando de menos la bendición del Señor al pueblo y a los campos, que por desconocimiento, despreocupación o dejadez lleva años sin realizar. Numerosas saetas se pudieron escuchar en todo el recorrido, así como un magnífico repertorio de marchas de bulla de calidad tras el palio de los Dolores, todo un acierto que por fin empecemos a preocuparnos más de lo que suena tras nuestros pasos buscando lo más oportuno y la mejor calidad, además de grandes marchas cordobesas, en detrimento de otras “cosas” que jamás debieron ni deben tocarse tras la Santísima Virgen, sea cual sea su advocación y estilo de la cofradía. Ojalá otras cofradías sigan su ejemplo. Y ya bien entrada la tarde, entre una gran bulla, la cofradía recogió sus pasos con la emoción de sus hermanos, aunque no tendrán que esperar todo un año para volver a procesionarlos, pues el 13 de Septiembre tendrá lugar la Procesión Extraordinaria de N.P.J. Nazareno y María Stma. de los Dolores con motivo del 375 aniversario de la hermandad, un día que a buen seguro será histórico para Espejo y que ya esperamos todos.

 

Viernes Santo Tarde (FOTOS)

A las 7 de la tarde tuvieron lugar los solemnes y emotivos Oficios en la Muerte del Señor, donde el ánimo cambia con respecto a lo vivido tan sólo horas antes, es tiempo ahora del luto, la seriedad y el recogimiento por la Muerte del Redentor. En el transcurso de los Oficios tiene lugar la lectura de toda la Pasión de Cristo de los Evangelios, la adoración de la Santa Vera Cruz, el besapiés al Stmo. Cristo de la Buena Muerte, Titulares de la Hermandad de Ánimas, y la comunión con las Sagradas Formas guardadas en el Monumento instalado en la Capilla del Sagrario.

Tras finalizar los oficios van llegando los negros nazarenos y portadores de la “Hermandad de las Benditas Ánimas del Purgatorio y Ntra. Sra. del Carmen, Santa Vera Cruz y Cofradía del Stmo. Cristo de la Buena Muerte, Santo Entierro de Ntro. Señor Jesucristo y María Stma. de la Soledad”, cofradía decana de Espejo, ya casi cinco veces centenaria, para preparar la procesión más seria y solemne de la Semana Santa espejeña. A las 9 de la noche se abren las puertas para la salida de la cruz guiona en andas de la cofradía, la Santa Vera Cruz, que precede a la representación con nazarenos y estandartes de todas las demás cofradías, tras la cual, procesiona el Stmo. Cristo de la Buena Muerte, portado sin paso a hombros de 4 nazarenos. El cuerpo de acólitos ceroferarios y turiferarios antecede al solemne paso del Sepulcro, que este año presentaba terminada de restaurar y dorar, en magnífico trabajo de Ángel Varo, la hermosa urna que cobija al Cristo Yacente. Era deseo de la hermandad el haber presentado totalmente terminado este año el paso del Señor, pero el tallista incumplió los plazos y no ha terminado el juego de candelabros arbóreos tallados para el paso, que habrán de estrenarse y dorarse en próximos años. Por ser la Procesión Oficial de la Semana Santa de Espejo, tras el Señor acompañan las presidencias civiles con las autoridades locales y la presidencia religiosa con los hermanos mayores de las demás hermandades y Agrupación de Cofradías. Como siempre, el canto del Miserere y del Stabat Mater antecede a la salida de los Titulares, que si cabe, en esta procesión se vuelve más emotivo y sentido, y que más tarde se volverán a cantar en distintos puntos del recorrido. Y llegó el momento en el que ocurre lo que parece imposible, que el enorme y pesado trono de la Virgen de la Soledad se mueva y, solemnemente, atraviesa las naves de la gran parroquia para después salir a las calles del pueblo y que los devotos acompañen a la Señora de Espejo en su desconsolado duelo. Todo en esta hermandad es especial, el carácter de la noche luctuoso, serio, solemne y recogido, con la primera parte colorista por las representaciones de las demás cofradías y la segunda con el andar y presencia tan rigurosa de sus pasos y la atmósfera emotiva que les rodea. La veterana cuadrilla de costaleros de la Soledad volvió a demostrar su maestría con tan pesado trono al son de un exquisito repertorio de marchas serias y solemnes que interpretaba la Banda “Maestros Jurado y Carretero”, entre las que pudimos escuchar Lágrimas y Desamparo, Paloma de Capuchinos, Virgen del Valle, Jone, Macarena (de Cebrían), Nuestro Padre Jesús, Procesión de Semana Santa en Sevilla, La Madrugá, etc. No hay calle ni plaza donde esta cofradía y sus pasos no merezca la pena verla, emocionante en calles estrechas, poderosa en cuestas, solemne en paseos y plazas… Es tradicional en esta hermandad que numerosos fieles acompañen con velas tras los últimos tramos de nazarenos a Ntra. Sra. de la Soledad. La ligera y fresca brisa constante dificultaba que se mantuviese encendida la candelería, pero en ningún momento sus hermanos permitieron que la Stma. Virgen fuera apagada. Poco a poco, el cortejo fue llegando hasta la parroquia, donde se volvió a repetir la dificultosa maniobra de introducir el gran trono de la Señora por la ajustada puerta barroca y entre emocionadas lágrimas y abrazos se despidieron los hermanos tras el canto a la Salve Madre a la Virgen. Pero este año era diferente, todos nos animábamos repitiendo ¡este año no es la última!, pues aún quedaba uno de los estrenos más importantes de este año: la Resurrección.

 

Domingo de Resurrección (FOTOS)

Tras una mañana de Sábado Santo de desenfreno en el desmontaje de todos los pasos, parecía extraño ver por la noche la gran Parroquia de San Bartolomé durante la Vigilia Pascual, se veía sola, vacía, desierta,….  Tan sólo 24 horas antes había 14 pasos dentro y ahora tan sólo uno. Por la mañana tuvo lugar la misa festiva de la Resurrección Gloriosa de Cristo, en la que, como anima la liturgia, se bautizó a un niño. Pero todas las miradas se centraban en el nuevo paso e imagen del Señor Resucitado. Fue el gran proyecto de la actual junta de la Agrupación de Cofradías, proyecto que ya presentara en los 90 el recordado antiguo presidente y gran cofrade Francisco Rafael Yépez Jiménez, y que por fin se realizó. Como dijo algún hermano: ¡por fin los cofrades de Espejo festejamos la Resurrección! Han sido demasiados años, siglos, sin el pasaje que cierra y le da sentido a todo: la Resurrección de Cristo tras su Pasión y Muerte. Y la espera ha merecido la pena. La bellísima imagen fue presentada y bendecida en Cuaresma en un hermoso acto en el que participaron todas las cofradías. La imagen ha sido realizada por el jovencísimo imaginero Alfonso Castellano y su perizoma ha sido dorado, estofado y policromado por Ángel María Varo. Esta imagen ha superado con creces las muchas expectativas que había hace un año y hoy podemos estar orgullosos de ella todos los cofrades, pues seguramente estemos ante la mejor talla del pueblo, que con su belleza y dulzura ya ha enamorado a todos. También estrenaba un elegante paso en caoba y plata, adquirido a la Soledad de Andujar, que fue portado maravillosamente por 50 jóvenes a los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Fé y Consuelo de Martos, con un espléndido repertorio marchas clásicas de los Bomberos de Málaga y de lo mejor de Cigarreras y Tres Caídas de Triana, magníficamente interpretadas. No cabe duda que ha sido un gran año en lo musical en Espejo, ojalá se mantenga y se amplíe este nivel, siga la preocupación por tener repertorios de calidad y sobretodo que se extienda a cofradías que aún tienen obras improcedentes en sus repertorios. La procesión del Resucitado, formada por la Centuria Romana, representaciones de hermandades y Agrupación de Cofradías, nazarenos, de túnica blanco merino y cubrerrostros de terciopelo burdeos, y numerosísimos fieles fue seguida en todo momento por muchísimo público que se congregó para ver este día histórico en Espejo. El recorrido, a la inversa que los demás, no terminó de convencer, sobretodo a los portadores que se quejaron de su mayor dificultad, pero ofreció algunas imágenes inéditas en nuestras procesiones e hizo vivir momentos de especial emoción y brillantez. En la parte negativa, la Centuria Romana tuvo que ser expulsada de la procesión por sus continuos desmanes, obstrucción, desobediencia y afán de protagonismo improcedente. Hay quien aún no se entera que los únicos protagonistas de la Semana Santa son los Titulares y no las personas, hagan lo que hagan. Ojalá esto nunca más se vuelva a repetir y por fin se solucione definitivamente el tema de los Romanos para el bien de la Semana Santa de Espejo, pues fueron creados por la Agrupación de Cofradías en los 70 para engrandecer nuestra Semana Mayor y ahorrar a nuestras cofradías del costo de contratar bandas, no para estropear nuestras procesiones, armar escándalos y espectáculos poco apropiados ni mucho menos para perjudicar a las cofradías que con su esfuerzo crearon la Centuria. Las personas que ya no están entre nosotros, que lucharon por su creación y mantenimiento en su día, como Francisco Yépez Jiménez y Cristóbal Barba no merecen que la Centuria actual estropee el honor de los años de sacrificio y entrega que ellos tuvieron para que hoy ocurran estas cosas tan desagradables. Salvando este puntual y lamentable hecho (del que muchos ni nos enteramos hasta el final), la procesión transcurrió con total normalidad y todo el pueblo pudo admirar como en tan poco tiempo, con la ayuda de todos, se ha podido conseguir algo tan importante y tan bien hecho. Era comentario común por todos lo bien que estaba transcurriendo la procesión y, por supuesto, la belleza de la imagen del Señor Resucitado que a enamorado a todo el pueblo. Orgullosos de su trabajo se mostraban en la procesión tanto Alfonso Castellano como Ángel Varo, a los que todo el mundo felicitaba constantemente. Muy emotiva fue la recogida, tras un interminable subir de cuestas (que en el resto de procesiones se bajan), pero que lució mucho el paso acompañado con la magnífica banda. La perfecta entrada en el templo puso, ahora sí, el broche de oro a una Semana Santa grandísima e histórica, sólo perturbada por la lluvia que impidió la salida de la Hermandad del Cautivo, y el estreno en las calles de Espejo de Ntra. Sra. de Paz y Esperanza portada por sus niñas costaleras, pero a buen seguro que el año que viene no se repetirá, haciendo aún más grande lo conseguido este año. Que así sea.